Pedido mínimo 20€ - Entregas de Lunes a Viernes

Tomate Rosa

Tomate Rosa

Hoy comentaremos cosas de un tomate verdaderamente especial e interesante, considerado por muchos gastrónomos el mejor tomate del mundo, el tomate Rosa.

Su origen, como el de todos los tomates, lo encontramos en América, y es traído a Europa por los Españoles.

A pesar de que no se puede concretar la fecha en la que comenzó su consumo y expansión, los datos nos indican que la cuna y casa de dicho tomate se encuentra en Barbastro, que fue conquistado por los árabes antes del primer milenio (siglo IX), siendo estos los artífices de lo que fue y es hasta nuestros días la “Gran Huerta de Barbastro”.

Dicho esto, el tomate Rosa cuenta con ciertas características especiales como pueden ser, por ejemplo:

1) Su gran tamaño, y es que un solo tomate puede llegar a pesar 1 kg, situando la media en los 600 g.

2) Su color, que como su nombre indica es de tonalidad rosada.

3) Su aspecto, que cuenta con protuberancias, deformidades y cicatrices, llevándolo a ser definido por muchos consumidores como un tomate “feo”. Comprando con los ojos y no con la cabeza y acostumbrados a lo “bonito”, los tomates “feos” fueron desapareciendo del mercado, dejando lugar a tomates “guapos” pero muy inferiores en cuanto a sabor, aroma, etc.

Afortunadamente, en los últimos años esto ha ido cambiando nuevamente, y dejando de lado el aspecto, a día de hoy podemos encontrar tomates de calidad en muchos sitios.

Además de las características que saltan a la vista, también destaca su notable sabor, el cual se eleva en el paladar al degustarlo siendo un deleite para los sentidos de quien lo consume y es que sabe verdaderamente a tomate.

Su textura es muy carnosa y su piel muy fina (también llamado “Piel de doncella”), lo que hace que se corte con facilidad y se deba tener especial cuidado en su transporte. Una vez cortado el tomate rosa, es muy fácil reconocerlo, ya que no cuenta con sus semillas agrupadas en cuatro celdas, sino que éstas son pocas y se encuentran distribuidas por toda la fruta.

Para disfrutarlo mejor, podemos consumirlo sólo, en ensaladas, tostadas, gazpachos y salmorejos, pero no se contraindica ningún uso. Y es a mediados de agosto y principio de septiembre su mejor época.

Así que, si aún no lo has probado, o si ya eres su fan y quieres adquirirlo en tu domicilio, ¡aquí te dejamos un enlace en el que lo encontrarás!

Compartir con

Deja una respuesta

Comience a escribir y presione Entrar para buscar

Carro de compra

No hay productos en el carrito.